Educar Creativamente

Sprint final:claves para ayudar a tus alumnos a terminar el curso con éxito

Se acerca el verano y en los centros educativos profesores y alumnos se enfrentan al sprint final. Jornadas maratonianas para preparar o corregir exámenes, estrés y ansiedad por los resultados, saturación, cansancio, calor…etc. (Y por si fuera poco, este año también oposiciones). Todos estos factores provocan desinterés, inatención, desmotivación y en muchos casos un aumento de los comportamientos disruptivos en el aula.

La prisa mata

Cuando se acerca el final del curso, todo los profesores revisamos la lista de objetivos establecidos para el curso y nos hacemos más conscientes que nunca de lo que falta por cumplir. La presión de los contenidos que se nos han quedado en el tintero hace mella y muchos profes empiezan a programar trabajos y exámenes a diestro y siniestro en un intento desesperado por cumplir con el programa. Cada profe piensa en su asignatura y en muchos casos olvida que casi todos los profes están en las mismas y que los alumnos reciben encargos de última hora por todas partes.

Es más que evidente que teníamos que haber anticipado ese momento y” no dejar el final para el final”. Pero eso, a estas alturas solo nos sirve como aprendizaje para que el próximo curso nos organicemos mejor.

Que la prisa mata es el lema del desierto, ese lugar inhóspito en el que la naturaleza pone en jaque a la vida cada día. También es la esencia del lema del barrendero de Momo y una verdad como un templo.

Cuando nos enfrentamos a cualquier dificultad, se impone parar, respirar, y centrarnos en el momento presente, en el siguiente paso.

Y llegados a este punto, también se impone ser prácticos.

Menos es más

Imagina por un momento que que este es el último año que tus alumnos podrán estudiar (porque sucede cualquier tipo de catástrofe mundial, los detalles se los dejamos a los productores de la Warner Bros)
¿Qué les enseñarías?
Ahora imagina que solo queda un mes de curso y nunca más volverán al colegio.

¿Qué aprendizaje esencial te gustaría que se llevaran?
Imagina que hoy es tu último día con ellos.

¿Qué les dirías?

A estas alturas del curso, no merece la pena intentar meter con calzador todos los contenidos y actividades que no hemos podido desarrollar antes, sino centrarnos en lo esencial, y organizarnos para ser lo más prácticos y eficientes posibles.

Ahí van 5 ideas que te pueden ayudar como profe a llegar a final del curso sin sudar demasiado:

  1. MANTENER LA MORAL ALTA. No se te ocurra torturarte a ti mismo con ningún “deberías haber…” o “si hubieras…”. En lugar de eso agradece lo que tienes, felicítate por los logros conseguidos y utiliza tus recursos lo más eficientemente posible.
  2. ESTABLECER OBJETIVOS REALISTAS Y ALCANZABLES. Analizar y listar los objetivos que nos quedan por cumplir. Organizarlos por orden de prioridad, eliminar lo más supérfluo e ir a la esencia. ¿Qué es lo más importante que tienen que aprender para pasar airosos al próximo curso?
  3. EVALUAR SIN ESTRANGULAR. Enumerar los conocimientos mínimos que debería poseer el alumno para considerar que su aprendizaje es apto. Poner nuestra creatividad a trabajar para buscar alternativas a los exámenes tradicionales que nos permitan evaluar las metas alcanzadas y detectar las dificultades. ¿Cómo podemos obtener las evidencias necesarias para realizar una evaluación coherente y con la mínima presión para los alumnos?
  4. MANTENER LOS HÁBITOS SALUDABLES. Aliméntate adecuadamente, no empieces a abusar del café o las bebidas azucaradas que solo nublarán tu mente. En lugar de eso planifica descansos periódicos y no renuncies a ellos. Es verdad que el descanso no tiene buena fama en nuestra sociedad pero es imprescindible para mantener el rendimiento y la salud mental y física.
  5. ATENDER LAS NECESIDADES EMOCIONALES DE TUS ALUMNOS. Porque si ellos están bien no darán tanta “guerra” y podréis formar un buen equipo para llegar a la meta cogidos de la mano.

Si no lo has hecho ya estás a tiempo de ver la grabación del curso
PROPUESTAS PRÁCTICAS PARA MEJORAR EL AMBIENTE EN EL AULA: EDUCACIÓN EMOCIONAL

Aquí tienes el enlace

10 ideas prácticas para acompañar a tus alumnos en la recta final

Ya estás cansando de oír aquello de que el profesor se ha convertido en un guía que acompaña el aprendizaje autónomo del alumno y bla bla bla. Pues ahora más que nunca es el momento de ponerte a su lado y acompañarle en el sprint final.

Ahí van unas cuantas claves:

  • REFUERZO POSITIVO. En lugar de centrarte todo el tiempo en lo que falta por completar, repasa con tus alumnos los logros de este curso. Puedes empezar con frases como “os acordáis cuando empezamos en septiembre que nunca habíais oído hablar de … y mirar todo lo que habéis aprendido en tan poco tiempo». Podéis crear juntos una línea del tiempo en la que resumáis todo lo aprendido o un mural del recuerdo con los puntos clave de la asignatura. Tomar conciencia, en un solo vistazo, de todo lo que ya han conseguido, les dará fuerza para enfrentar los objetivos que quedan por alcanzar.
  • PLANIFICACIÓN. Analiza con ellos los contenidos que faltan por cubrir y las actividades o pruebas de evaluación que faltan por realizar. Coloca toda esa información bien distribuida en un calendario y organiza con ellos el tiempo que vais a dedicar a cada cosa para llegar a la meta “sin prisa pero sin pausa”.
  • ATENCIÓN. En estos momentos, más que nunca, necesitas que te presten atención porque no hay tiempo que perder. Pero también es el momento de recordar que la mayoría de los comportamientos disruptivos responden a una necesidad emocional no cubierta. Así que aunque te parezca que no tienes tiempo que perder, en este momento, más que nunca, tus alumnos necesitan que tú les prestes atención, que les escuches también con los ojos y con el corazón para detectar sus miedos, su estrés, sus nervios, sus dificultades…
  • DESCANSO. El cansancio disminuye el rendimiento académico. Pero para recuperar la energía no basta con dormir bien por la noche, de hecho la fatiga y el cansancio mental son una de las principales causas del insomnio. Es mejor organizar periodos de estudio más cortos. También intercalar descansos activos entre una cosa y la siguiente para despejar la mente y relajar el cuerpo.

Aquí te puedes descargar mi e-book DESCANSOS ACTIVOS totalmente GRATIS y empezar a implementarlos en tu aula.

  • COOPERACIÓN. Elimina cualquier forma de competición entre tus alumnos y cualquier sistema de premios y castigos. Porque estas dinámicas añaden más estrés y, si bien es cierto que hay personas a las que les estimula sentir que “ganan a los demás”, son muchos los estudios que demuestran que la competición genera mucha inseguridad, baja autoestima y problemas de gestión emocional. Además, pensando en el largo plazo, merece más la pena contribuir a crear un modelo de sociedad cooperativo. Puedes contribuir a ello distribuyendo a los alumnos en equipos en los que todos tengan su lugar y su función dependiendo de sus habilidades personales.

Y sobre todo, no pierdas el sentido del humor. Al fin y al cabo, no vas a salvar el mundo,
pero si puedes dar un buen ejemplo manteniendo la calma, la paciencia y el buen humor en los momentos de mayor estrés.


Ainhoa Sarmiento

Experta en educación y desarrollo de la creatividad a través del movimiento.

Activista, formadora y orientadora de nuevos modelos educativos en Educar Creativamente.

Con mi proyecto Aulas en Movimiento ayudo a profesores comprometidos con el cambio y la innovación a utilizar el trabajo corporal y el movimiento como herramientas para mejorar la atención y los procesos de aprendizaje.


No Comments

Post A Comment