Educar Creativamente

Creatividad en la educación. Cómo evitar que esta competencia clave se convierta en una asignatura pendiente

Creatividad en la educación. Cómo evitar que esta competencia clave se convierta en una asignatura pendiente

La creatividad es una de las competencias clave en los nuevos paradigmas pedagógicos pero la realidad es que se ha convertido en una asignatura pendiente.

Con demasiada frecuencia la creatividad se atribuye tan solo a los genios o a los grandes artistas. Sin embargo es una capacidad que poseemos todos, desarrollada en mayor o menor medida, inhibida en mayor o menor medida. En la actualidad, la creatividad en la educación es considerada una competencia clave para la supervivencia en un futuro que se escapa a nuestro conocimiento. Pero con frecuencia no encontramos las herramientas adecuadas para desarrollarla dentro del aula, y así se convierte en una asignatura pendiente.

¿Cuáles son los factores que favorecen la creatividad infantil? ¿Por qué parece que esta facultad se apaga cuando vamos creciendo? ¿Qué papel juega la educación en el desarrollo de la creatividad?

¿Qué es la creatividad?

Generalmente pensamos que la creatividad es la capacidad de pintar un cuadro original o escribir una novela. Erróneamente consideramos que es una competencia clave en la educación artística y que sin embargo no está presente en otras materias como la lengua o las matemáticas.

En la antigua Grecia la creatividad ni siquiera se consideraba una facultad humana, sino que era una suerte de espíritu, llamado demon, que penetraba a los hombres, o a los artistas, en el momento de la creación de la obra de arte.

Hoy en día, la creatividad analizada científicamente se entiende como la capacidad de buscar soluciones innovadoras y eficaces a los problemas que se presentan. Y es una facultad que puede fomentarse y desarrollarse a través de la educación.

La creatividad es ver lo que nadie ha visto, o ver lo que todos ven de manera diferente.

¿Qué papel juegan los docentes y los padres en el desarrollo de la creatividad?

Gracias al trabajo del psicólogo e investigador Howard Gardner, la teoría de las inteligencias múltiples ha sido reconocida y aceptada en el ámbito educativo. Sin embargo, los sistemas actuales siguen jerarquizando las formas de inteligencia y en la educación pública y convencional se favorece el pensamiento lógico-matemático y la capacidad lingüística muy por encima de cualquier otra forma de inteligencia.

Pero además, las metodologías que se emplean tratan por todos los medios de evitar y corregir el error. Esto se traduce, en última instancia, en que constantemente les decimos a nuestros alumnos y a nuestros hijos qué tienen que hacer y cómo exactamente tienen que hacerlo para lograr el resultado deseado. Es decir, no les permitimos experimentar, pensar por sí mismos, equivocarse ni buscar soluciones alternativas. Y de esa forma vamos estrangulando su creatividad innata.

¿Conoces alguna herramienta que te permita desarrollar la creatividad de tus alumnos de manera transversal? Link al post 2
  • Vigilar de cerca: cuando alguien se siente observado también se siente menos libre y más presionado para obtener un resultado positivo, por lo que está menos predispuesto a arriesgarse y a dejar volar su imaginación.
  • Evaluar los resultados: ni los padres ni los profesores somo expertos en arte y sin embargo siempre estamos dispuestos a determinar si un dibujo está bien o está mal. Se puede felicitar el esfuerzo, el interés, la implicación. Pero no se debería, en ningún caso, juzgar el resultado.
  • Utilizar premios: porque estas estrellas doradas, sellos en el dorso de la mano o cualquier otra forma de premio, anula el placer intrínseco que experimenta la persona durante el acto creativo.
  • Generar competencia: cualquier forma de competición impide el desarrollo individual y centra la atención más en el resultado que el propio acto de creación.
  • Restringir y controlar las actividades: diferenciar lo que sí se puede hacer y lo que no, o especificar cómo se debe hacer, limita las posibilidades creativas.

También es importante recordar que el error es una vía mucho más rápida al aprendizaje que el acierto.

Conclusión

En la actualidad el mundo cambia a una velocidad espectacular. Los niños que inicien su escolarización en este año 2020 se incorporarán en un puesto de trabajo entre los años 2045 y 2055 aproximadamente. No podemos anticipar cómo serán sus trabajos ni su vida diaria, pero si podemos asumir que será diferente de la nuestra ahora. Desarrollar ahora su creatividad y su confianza en sus capacidades les permitirá enfrentarse al futuro con flexibilidad, seguridad e imaginación. Por eso la creatividad es una competencia clave. Y mientras los padres y profesores no encuentren las herramientas adecuadas para desarrollarla e integrarla en la educación, esta seguirá siendo una asignatura pendiente.

No Comments

Post A Comment